En esta oportunidad hablamos de la accesibilidad en el audiovisual, dado que desde el FAVEPP en su tercera edición se propone conformar un núcleo de reflexión, diseño y planificación de actividades en torno a la accesibilidad en el audiovisual. Esta dimensión del Festival se viene gestando de manera cogestionada en conjunto con les integrantes del Movimiento de Estudiantes en Unidad, de la FHyCS, estudiantes de la carrera de Intérprete en lengua de señas de la FHyCS, con el apoyo de UNaM Transmedia, la Secretaria General de Extensión de la UNaM y la Agencia Nacional de la Discapacidad (ANDIS). 

Es así que a partir del intercambio de experiencias y la puesta en común, se comienzan a identificar una serie de barreras comunicacionales en torno a la temática, y en este sentido se viene delineando y proyectando un plan de acción.

En esta ocasión de “entrevistas en  texto”  dialogamos con les integrantes del Movimiento de Estudiantes en Unidad, (organización que problematiza y propone instancias de accesibilidad durante el cursado de las materias) quienes se sumaron al FAVEPP para co-organizar y pensar este espacio. 

Belén Gimenez integra el Movimiento de Estudiantes en Unidad, desde hace varios años, en principio como estudiante y actualmente como egresada de la carrera del Profesorado en Educación Especial de la FHyCS. Al respecto, nos cuenta sobre la  organización:

El Movimiento de Estudiantes en Unidad es el primer espacio de activismo dentro de la FHyCS conformado por personas con Discapacidades y aliades. Desde sus inicios en este espacio nos propusimos luchar por una educación accesible.

La articulación con el FAVEPP surge a través de un compañero del Movimiento, David Babi para ser más específica. Él nos trae la idea de contribuir con la accesibilidad del FAVEPP. Esto nos llevó a reunirnos con el equipo de trabajo y desde ahí comenzamos a planificar una muestra accesible dentro del festival.

Es así que surge un nuevo objetivo en el FAVEPP: “visibilizar, promover y contribuir a la accesibilidad de las obras audiovisuales”. Le preguntamos a Belén desde su formación y experiencia, lo siguiente: ¿Cuándo una obra puede ser considerada accesible?

Creo que una producción puede ser considerada accesible cuando desde su creación está pensada para todes. Hablo del momento de la creación porque no es lo mismo accesibilizar una producción ya finalizada que producir un contenido accesible. Cuando se contemplan los criterios de accesibilidad se nota en el producto final, los espacios para la audiodescripción, para el cuarto de interpretación, subtitulado y demás.

Y ¿Cuáles son las acciones de accesibilidad que se van a implementar en el FAVEPP?

Para la muestra accesible del FAVEPP estamos planificando presentar producciones que contengan audiodescripción, subtitulado y cuadro de interpretación en LSA.

David Babi es ciego desde que nació, milita en el Movimiento de Estudiantes en Unidad de la FHyCS de la UNaM, integra la Red de Comunicadores con Discapacidad Visual, es profesor de Historia, egresado de la FHyCS, es conductor de radio y forma parte del FAVEPP desde su primera edición. En esta oportunidad nos cuenta su experiencia, a través de la cual podemos conocer a qué situaciones de exclusión se enfrentan las personas con discapacidades cuando la obra audiovisual no es accesible: 

Cuando un audiovisual no es accesible corremos el riesgo de no entender la trama, a veces hay sonidos referenciales que te pueden permitir una interpretación parcial, otras veces no alcanza.

Hace no tanto tiempo descubrí el mundo de la audiodescripción y me resultó fascinante, fue como acceder a un derecho que no sabía que tenía, la exclusión es violenta y quien es víctima de ella al igual que la sociedad toda la va naturalizando.

En el caso de las personas sordas a lo que no se accede es a los diálogos, el denominador común es que falta información suficiente para disfrutar de la obra en su totalidad, yo no puedo ni quiero ponerme en el lugar de una persona sorda, creo que debemos tirar a la basura ese viejo cliché de “me pongo en tus zapatos” construir empatía significa otra cosa, se trata de aceptar que somos seres diferentes, con trayectorias muy distintas y cada quien con sus propias necesidades.

¿Cuáles son las acciones de accesibilidad que se van a implementar en el FAVEPP?

En esta tercera edición del FAVEPP, en una articulación entre diferentes colectivos, buscamos producir contenido accesible, con audio descripción, subtitulado e interpretación en lengua de señas, la idea es combatir esta exclusión de la que venimos dando cuenta a través de acciones concretas que sin duda van a sentar un precedente en el cine regional.

Pertenezco a una generación de personas con discapacidad que conocimos la accesibilidad audiovisual durante la adultez, ojalá las generaciones venideras puedan apropiarse de ella desde las infancias.

Lucia Velazquez, es Coordinadora del movimiento de Mujeres Libres y Empoderadas, Vicepresidenta de la red de comunicadores con discapacidad visual y referente  del consejo de Genero de la Federación de instituciones de Ciegos y Ambliopes (FAICA). También integra el Movimiento de Estudiantes en Unidad de la FHyCS. Y,  desde su experiencia nos cuenta que: 

Cuando una producción no es accesible no nos llega la información completa. En mi caso como persona ciega cuando no hay audiodescripción se producen silencios que no me dejan comprender las escenas y eso hace que me pierda la trama y muchas veces la coherencia de la películas o documentales.

La relevancia que tiene es que los contenidos accesibles permiten la llegada a más personas. Cuando implementamos los criterios de accesibilidad estamos cumpliendo con el derecho de acceder a la información que tenemos todas las personas.

Fernando Duartes, es integrante del Movimiento de Estudiantes en Unidad, de la FHyCS, también se percibe como militante por los derechos de las personas con discapacidad, es estudiante de la Escuela Superior de Música de Misiones y se identifica como artista independiente. Dialogamos con Fernando sobre cuándo una obra es accesible y la importancia de accionar frente a  las situaciones de exclusión a las que se enfrentan las personas con discapacidades sensoriales:

Cuando las personas con discapacidades pueden acceder a toda o gran parte de la experiencia que se busca transmitir a través de ella, mediante las múltiples herramientas de apoyo que existen, una obra audiovisual puede considerarse accesible.

Creo que la situación de exclusión más importante en un audiovisual, es la de no entender la trama principal de la obra. Esto es común que suceda, cuando ante la falta de accesibilidad, mucha de la información que hace al desarrollo de la misma pasa inadvertida.

Desde el Festival Audiovisual El Parque Paraguayo reconocemos a la comunicación audiovisual y al arte como derechos humanos fundamentales, y a las obras artísticas  como espacios de construcción simbólica de la cultura necesarios para la sociedad, y es por esto que encaramos nuevos objetivos porque nuestro foco siempre está en la integración y en les espactadores.